Salud y nutrición

Especias como polvos mágicos

Las especias, estos elementos de la naturaleza que se utilizan desde el año 3,500 A.C.

Los antiguos egipcios las utilizaban para condimentar sus alimentos, también para elaborar cosméticos e incorporarlas en lociones para embalsamar.

Considerados como aromatizantes de origen vegetal que se usan para preservar o sazonar, basta una pizca de estos ‘polvos mágicos’ para que nuestra mesa se convierte en una nube, también mágica, que nos transportará a ciertos horizontes lejanos llenos de historia.

No son llamados polvos mágicos solamente por sus exóticos sabores, las especias son multifacéticas, ya que también tienen cientos de propiedades y se pueden  convertir en un poderosas aliadas de la salud si se usan de la manera adecuada.

Por último los aceites que contienen  son agentes antimicrobianos naturales que ayudan a conservar los alimentos y consiguen eliminar microbios. Pero no sólo se utilizan en la cocina desde hace miles de años, también se emplean como remedio para enfermedades o trastornos leves.

Aquí algunas especias y sus beneficios:

Albahaca, procedente de Asia e India, esta planta alcalina tiene propiedades antiinflamatorias, combate la fatiga, la ansiedad y el insomnio, es beneficiosa para tu funcionamiento intestinal.

 

Canela es idónea para mejorar los problemas de circulación y recomendable para las personas con diabetes, ya que contribuye a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Jengibre útil para mejorar la circulación sanguínea, previniendo gripes y resfriados, refuerza el sistema inmunológico y alivia dolores articulares.

Romero es una especia muy completa, ya que funciona como antiséptico, antiespasmódico, aromatizante y depurativo.

Cada especia tiene cientos de beneficios, aromas y exquisitos sabores. Este es el momento de que las volvamos parte de nuestra cocina y disfrutemos de todas sus riquezas.

Agregar un comentario